jueves, 18 de diciembre de 2008

Luna Llena

Siempre me pregunto porqué no se valora lo suficiente la Luna Llena. Una explicación posible es que la tenemos una vez al mes, lo que significa que a día de hoy, una persona de 30 años, ha podido disfrutar de, más o menos, 360 noches con la compañía de nuestro pequeño satélite natural completamente encendido. Los eclipses, en cambio, al ser menos numerosos, levantan gran expectación. De luna o de sol, al año no suele haber más de 3 o 4. Intento disfrutar todas las lunas llenas que puedo, pues me parece un acontecimiento brutal, cósmico.

NOTA: No la volveremos a ver hasta el año que viene. Próxima cita: Domingo, 11 de Enero de 2009.

8 comentarios:

Pantagruel dijo...

Tan llena, tan sola, jo.

Hitos dijo...

El viernes por la noche ibamos de viaje. El cielo estaba limpio y la luna a mi lado. Nos iluminaba el interior del coche. Era impresionante, innotizaba; menos mal que yo no conducía, no era capaz de quitarle los ojos de encima.

Malo Malísimo dijo...

No tan desvalorada. Recuerda que el Ramadán, la Semana Santas y otras festividades siguen el calendario lunar y ahí si importa y mucho se es o no llena.
Es tan hermosa.
FELICES FIESTAS Y BUEN AÑO
Besotes a esa Niña

Maritoñi dijo...

Entonces habrá que esperar a enero!

aarönsáez dijo...

buenas, tio no te había escuchado nunca
y me parece muy chulo lo que he oido
una sopresa, de verdad

nos vemos

Likuid dijo...

Panta. Sola, solísima. Quién pudiera hacerle compañía...

Hitos, esas noches de las que hablas son a las que me refiero, con la luna iluminando como un farol. Su luz se mete en dónde menos te lo esperas.

Malo, desvalorada en el día a día. Aunque su presencia seguro que sigue estando presente en más culturas de las que conozco.

Maritoñi, bienvenida. Sí, habrá que esperar. Se nos hará largo...

Aaron, vaya lujo que te pases por aquí. Ánimo con tus cosas, eres grande.

Daniel dijo...

La luna llena, durante años asociada a mil y un suceso extraño o misterioso, ciertamente se encuentra en nuestros días en decadencia. Sin embargo, uno de los momentos en los que la gente se para y la vuelve a prestar atención es cuando cambia de aspecto al teñirse de rojo. Las razones pueden ser infinitas, pero yo me limito a apuntar una. Puede que la muchedumbre vea en ese color rojo la llegada de otro mundo, ¿una revolución socialista quizás? o simplemente ¿un anuncio de Coca Cola?

Feliz Año...

Luna dijo...

Hermosa foto.
Pienso que la Luna siempre ha sido inspiradora. Los enamorados, los antiguos, las mareas, los astrónomos,los viajeros, los hechiceros, los hombre-lobos. los vampiros, los poetas, los astrólogos.
Espero que lo siga siendo.