lunes, 18 de mayo de 2009

Okie Troj


Posiblemente sea esta una de mis composiciones más suave y melódica. Simple pero muy emocionada: bateria, punteo de guitarra, bajo y una flauta. Llamada así por una broma a mi hermano sobre un compositor sueco, que por supuesto no existe, pero ese nombre no podía quedar en el olvido...

7 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Likuid:

Es de lo más relajante. También cuadraría como banda sonora para una película sobre relaciones de amistad y cariño que se rodara en París, o en Estocolmo.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Ignota dijo...

Bonita melodía, me gusta la guitarra final, tiene un toque nostálgico.
Coincido con el compañero de arriba, transmite serenidad.

Un saludo! =)

Likuid dijo...

Javier, me gustan tus asociaciones, también en el tema musical.
Ignota, esa guitarra final tiene más miga de la que parece, gracias por apreciarla.

Malo Malísimo dijo...

Lo escucho en el curro y me gusta, la pena es que no me dejan disfrutar de él. Ya te comentaré más, pero me gusta.

Likuid dijo...

Malo, disfruta en casa... :D

Pantagruel dijo...

Al Malo quizás le ayuda a llevar el mono con dignidad. Su casa anda revueltilla.

Likuid dijo...

Algo grave?
Malo, da señales de vida!